martes, 14 de diciembre de 2010

Nuestra ponencia en el seminario 2010


SEMINARIO DE EDUCACIÓN SIN ESCUELA
Experiencias de acompañamiento y encuentro entre familias que educan sin escuela
¿Qué somos?
  • Un grupo de más de 50 familias la mayoría de las cuales educa a sus hijos sin escuela.
  • Un grupo que disfruta del tiempo en familia, que cree que la educación es más que instrucción; familias comprometidas con el presente, no sólo el futuro de sus hijos.
  • Un grupo que crece a medida que diferentes familias buscan apoyo para su experiencia actual o su deseo de educar a sus hijos en casa.
  • Un grupo de familias que se beneficia de los encuentros esporádicos, de las charlas espontáneas, de las tardes de juego compartidas, del intercambio de experiencias, del apoyo informal.
  • Un grupo de familias que se comunica vía e-mail, planea actividades comunes, organiza reuniones “plenarias” cada cierto tiempo, comparte información sobre conciertos, exposiciones, talleres, etc.
  • Un grupo de familias dispuestas a compartir sus experiencias y dar apoyo a otras familias que quieran educar a sus hijos sin escuela.
¿Quiénes somos?
  • Un grupo de familias diversas, variadas y en algunos aspectos, antagónicas.  Familias de diferentes orígenes y procedencias, con diferentes creencias y estilos de vida, que desarrollan diferentes profesiones, actividades u oficios; familias con la más variada gama de credos, intereses y tendencias políticas y filosóficas.
  • Familias numerosas o con pocos hijos; familias que viven en la ciudad o fuera de ella; con mamás dedicadas exclusivamente a la crianza o mamás trabajadoras; mamás y papás que comparten equitativamente la tarea de educar a sus hijos; papás involucrados o en ocasiones simples espectadores, o aún críticos feroces del proceso.
  • Algunas familias nunca han enviado a sus hijos a la escuela, otros los han sacado de ella; algunos inclusive luego de educarlos en casa por un tiempo hn vuelto a escolarizarlos.  Aún más, algunas familias nunca los han educado en casa, o para citar a Carlos Cabo, “los educan en casa pero los envían a la escuela”
  • Algunas educan directamente a sus hijos, algunas tienen tutores permanentes, otras utilizan ayudas externas en algunas áreas.
  • Algunas tienen enfoques muy estructurados, curriculum adquirido o adaptado, horario, clases, evaluaciones.  Otras dejan que sean sus hijos quienes marquen la pauta de lo que desean aprender la mayoría, o todo el tiempo.  Otra tienen algunas áreas estructuradas o semi-estructuradas al tiempo que permiten a sus hijos gestar el resto de su aprendizaje.  Otras, quizás la mayoría, se mueven entre los dos extremos dependiendo del momento y de las necesidades particulares de cada niño.
  • Hay familias intensamente deportistas otras muy artistas.  Algunas son científicas y otras empresarias.  Hay familias que leen juntas, otras cultivan una huerta, unas hacen chocolates o tortas, otras tejen o hacen caricatura.  Unas cantan, otras oran o leen la Biblia.  Unas tienen proyectos familiares otras apoyan los intereses particulares de cada miembro.
  • Algunas familias utilizan la red o la TV en su aprendizaje, otras permiten un acceso más limitado a estos medios.  Unas inventan su propio material de trabajo, otras son buscadoras compulsivas de recursos pedagógicos.             
¿Qué no somos?
  • No somos una comunidad, una secta, un partido o una legión.  No nos reunimos regularmente.  Algunas familias nunca asisten a las reuniones esporádicas, algunas no se conocen.
  • No tenemos estatutos ni acuerdos; no tenemos manual de convivencia, no tenemos lineamientos ni directrices.
  • No tenemos estructura burocrática ni cargos administrativos, y aunque algunos son más “locomotoras” y otros más “vagones”, no tenemos cabeza visible.
Por qué? – Para qué?
  • Compañía para los niños: Proveerles un grupo de amigos de todas las edades, con quienes tener un contacto regular, crear lazos de amistad, etc.
  • Compañía para los padres: Al tomar una camino tan inusual en la crianza y educación de nuestros hijos, no podemos evitar los momentos de dudas y preocupaciones. Tener a otros padres y madres con quienes compartir y en quienes apoyarse en estos momentos es de un gran valor.
  • Tener la posibilidad de organizar actividades grupales.
  • Formar algún tipo de comunidad que pueda presentar un frente unido en caso de presentarse complicaciones de tipo legal.
  • Dar apoyo y acogida a otras familias que se interesan en la educación en casa.
Proceso y Herramientas de comunicación
  • Reuniones informales de familias: en dos años se han realizado 11 encuentros, en el primero fuimos 7 mamás con sus hijos, y hasta el momento por estas reuniones han pasado 51 familias.
  • Correo electrónico: es la principal vía de comunicación.
  • Grupos de yahoo: existe uno pero es poca la gente que se anima a usarlo. Sin embargo, con frecuencia llegan  él papás y mamás buscando información y apoyo para sus propios procesos.
  • Comunidades virtuales – NING: Tienen una interfaz más amigable que el grupo de yahoo, pero igualmente ha sido poco utilizada. Presenta mucho potencial por la posibilidad de compartir información, foros, chat, programación de eventos.
  • Blogs: Algunas madres tienen sus propios blogs y a través de ellos han sido contactadas por otras familias que buscan apoyo.
  • Referidos: cuando alguien conoce a una familia que educa en casa y da sus datos de contacto a alguien más que  está interesado en el tema.
Logros.
  • Una base de datos que reune información de 51 familias.
  • La creación de pequeños “sub-grupos”, según edades o ubicación geográfica, en los que han surgido lazos de amistad y que realizan actividades conjuntas y encuentros más frecuentes
  • Una “feria” en la que los niños de 19 familias tuvieron la oportunidad de mostrar muchas de las cosas que hacen bailar, cantar, tocar violín, vender sus “productos”, etc.
  • La participación en el Seminario Internacional de Educación organizado por la Universidad Nacional en 2009, donde tuvimos el privilegio de conocer y compartir con expertos en el tema venidos de diferentes países.
Dificultades.
  • La falta de participación de más de la mitad de las familias.
  • Falta de proactividad.
  • Falta de apoyo a procesos colectivos.
  • Falta de respuesta ante diferentes convocatorias.
  • Siempre son las mismas pocas familias las que mueven y jalonan el proceso.
  • Falta de tolerancia ante las diferencias ideológicas, religiosas, metodológicas.

2 comentarios:

Mile Marquez dijo...

Hola ana, si para ustedes es complicado, imaginate a mi que soy yo solita por aca, gracias a dios las tengo a ustedes y puedo aprender de sus experiencias. un abrazo de corazón.

Ana P. dijo...

Mile no te afanes, cuando menis pienses te encuentras con alguien más en tu ciudad. Esta idea parece un virus =)