miércoles, 11 de noviembre de 2009

Seminario de Educación 2009 - tercer día

El tercer día la mañana se dividió en dos sesiones:

La primera estaba programada de 8 a 10 de la mañana, no estuvo tan concurrida como las anteriores, y además yo llegué algo tarde. Aparte de eso me pareció un poco lenta, en parte porque la persona que estaba traduciendo, que no era uno de los traductores de la universidad sino alguien del público, era demasiado ceremoniosa en su manera de hablar y al traducir no era fiel a lo que tenía que decir sino que le aumentaba cosas de su propia opinión. Cuando llegamos estaban hablando de que las personas llegan en diferentes edades al momento en que alcanzan independencia y autonomía y capacidad de asumir sus responsabilidades, que no puede generalizarse que para todos la "mayoría de edad" llega a los dieciocho años. Estaba hablando Farenga y puso como ejemplo a un chico de 16 años que le dio la vuelta al mundo solo, en su velero, (y eso es una muestra de mayoría de edad , autonomía y responsabilidad) y los comentarios en los periódicos eran: "qué horror, qué padres tan irresponsables, este muchacho perdió un año de colegio!!".

También recuerdo que Patricia Mantilla, la asistente de Christian Beck, preguntó a las mamás presentes cuales eran las dificultades que ellas encontraban en el desarrollo de su homeschooling. Esta, para mí, fue la primera y tal vez única oportunidad directa de las mamás de hablar y ser escuchadas. Desafortunadamente una de ellas estaba hablando de las dificultades para hacer oficiales los resultados de sus hijas en el momento en que quisieron entrarlas de nuevo al colegio, y en ese momento se comenzó un debate sobre la legalidad del homeschooling en Colombia y los decretos relacionados con el tema y se consumió el tiempo que le quedaba a las demás mamás para contestar la pregunta. Como ya había pasado la hora en que debíamos terminar para desplazarnos a la sesión de cierre del seminario, fuimos interrumpidos de una manera muy brusca y grosera en el momento en que una de las últimas mamás hablaba para sacarnos corriendo hacia el otro auditorio. Esto creó mucho malestar entre nosotras y contra Erwin, y de nuevo supongo que no dejó una muy buena impresión en nuestros invitados =(

En la sesión de cierre estaban todos los ponentes del seminario, no sólo los que hablaron sobre educación sin escuela. Cada uno tuvo tiempo para sus últimas palabras antes de dar el micrófono al público. Esta vez el auditorio estaba lleno con público que había asistido motivados por su interés en la educación en ciencias sociales, en su mayoría maestros y estudiantes de educación. Podría decir que muy pocos de ellos acudieron a la charla de la educación sin escuela y en ese instante se estaban enterando de que existe algo llamado homeschooling. Las reacciones del público fueron muy fuertes, agresivas y a la defensiva, lógico venían de profesores que se sienten intimidados, amenazados y juzgados en su labor como maestros al saber que hay familias que prefieren educar a sus hijos en la casa. Y como ninguna de las mamás o papás homeschoolers presentes se atrevía a decir nada, pues yo pedí el micrófono para decirles que no nos tengan miedo, que se informen un poco sobre nuestra labor y que lo que hacemos no es contra los maestros, sino que nos mueve el respeto por nuestros hijos y su individualidad y sus propios ritmos.

No puedo dejar de destacar las palabras de Blane Després quien fue el último de los conferencistas en hablar, no podría transcribirlas pero fueron hermosas. Dijo entre otras cosas, que los homeschoolers somos personas reales, iguales a los demás. Que nos destacamos porque somos un poco más valientes, porque vemos que algo no nos parece bien y en lugar de mantenernos en nuestra "zona de confort" damos un paso fuera de la caja y hacemos algo.

Braulio Hornedo grabó en video todas las sesiones y prometió subirlas en la página de Ivan Illich. Espero ansiosamente encontrarlas para que todos ustedes puedan compartir y vivir lo que nosotros tuvimos la fortuna de tener aquí en Bogotá.

Después del cierre del seminario nos fuimos para Chía a la casa deNancy y Alfredo, donde teníamos organizado un almuerzo para los ponentes y las familias que educamos en casa. El esfuerzo de organizarlo valió la pena, la comida estuvo deliciosa, se propiciaron conversaciones de todo tipo entre familias (padres, madres, niños) e invitados, la familia anfitriona nos freció un concierto de música colombiana interpretada por jóvenes y niños de una escuela de música que ellos patrocinan y a la que asisten su hijos y al fin la sesión de fotos colectivas que no podía faltar.

Pueden ver algunos videos de la tarde en Chía, aquí en el blog de Viviana.

Y les dejo algunas fotos de todos con todos!