domingo, 29 de marzo de 2015

¿De regreso?

No estoy tan segura... pero voy a intentarlo.

Han pasado muchas cosas en los últimos meses que hacen que cada vez tenga menos tiempo para dedicarme a escribir, pero a la vez muchas de esas mismas cosas me hacen pensar que definitivamente no puedo dejar de hacerlo.

Mi "vida slow" dio un giro de 180º y ahora no es para nada slow, desde octubre del año pasado fui invitada a participar de la planeación y organización de algo llamado Semana de la Educación Alternativa. Es una iniciativa de Reevo apoyada por la Secretaría de Educación de Bogotá, y en la que entré a hacer parte representando a la Red EnFamilia. En ese momento lo ví como una maravillosa oportunidad de dar a conocer o hacer más visible la opción de educar en casa, además con el respaldo oficial de la Secretaría de Educación, lo que a los ojos de mucha gente le daría legitimidad. Todavía lo veo así, pero las posibilidades ahora son mucho mayores.

Como parte de ese proceso he asistido a muchísimas reuniones, seminarios, jornadas de trabajo colaborativo y he conocido también a mucha gente interesante y a unos pocos no tanto.  A la par, y porque una cosa lleva a la otra, fui invitada a ser uno de los mentores del Startup Weekend Education Bogotá, una experiencia inolvidable y muy energizante. Ahí también conocí gente espectacular con la que espero seguir en contacto por mucho tiempo.

Estoy entrando poco a poco y sin haberlo buscado, en un mundo que no me esperaba, y contra el que me he estrellado inevitablemente pero también de él estoy aprendiendo.

Al mismo tiempo, la vida doméstica nunca para, las dificultades económicas no logramos superarlas, y eso hace que la vida se convierta en un juego de malabarismo, donde todo el tiempo jugamos a mantener un precario equilibrio. Incluso mi matrimonio y mi relación de pareja han sufrido una metamorfosis interesante que nos ha llevado a pensarnos y querernos de nuevas maneras.

Los hijos nunca paran de crecer y maravillarnos, Mariale va por su segundo semestre de Fotografía, aprendiendo a manejar sus tiempos y sus responsabilidades y a combinarlas con sus relaciones personales. Juanjo, super dedicado a patinar y programar, nos ha tenido aprendiendo sobre nutrición de deportistas de alto rendimiento vegetarianos. Adelaida, ya de lleno en su preadolescencia, no para de soprenderme con todos los cambios que veo en ella de un día para otro y Jacobo, al que inevitablemente sigo viendo como mi bebé, me llena de alegría con su forma de quererme y con todas las ideas únicas que salen de su cerebro y que expresa con palabras de una manera muy suya.

Tuve una oferta laboral que me llegó de sorpresa y aunque duró poco y terminó de manera abrupta y algo cruel, me ofreció posibilidades como: redactar una hoja de vida por primera vez en mi vida, regresar al ambiente universitario esta vez como profesora, recibir una nueva oferta para presentar un proyecto de investigación propio, exponer mis ideas ante personas que tienen una visión de la educación muy distinta a la mía.

Sigo nadando, tres o cuatro veces a la semana cuando puedo, y he logrado por fin que el ejercicio vuelva a ser una parte importante de mi vida. Además de lo satisfactorio que es para mí ver los progresos, siento que tengo un cuerpo más fuerte, con mejores capacidades de resistencia y eso era justamente lo que quería lograr.

Es probable que, si tengo tiempo, intente hacer un recuento fotográfico del último año, para no perder el espíritu inicial del blog que era llevar un registro de nuestra vida como familia homeschooler.

Así que espero ser capaz de sacar tiempo de mi ocupadísima agenda para una cosa más.

6 comentarios:

vilmati dijo...

Gracias por esta entrada! Y enhorabuena por el movimiento. Para quienes nos leemos desde que los chicos son pequeños es como un reencuentro y en lo particular me enriquece conocer el día a día de quienes tienen niños mayores y los acompañan de esta manera no convencional. Es difícil explicar el unschooling, los post de los blogs son un gran acercamiento a su entendimiento, por eso te agradezco que te tomes el tiempo de hacerlos. Abrazo!

Ana P. dijo...

Vilmati! que emoción me da saber que todavía hay alguien que lee mi blog =)

Gracias a ti por tu comentario, yo sé, son amistades virtuales de años que se siente muy cercanas.

Abrazo para tí y tus lindos hijos.

Tamara dijo...

Ah que lindo! De verdad que eres ejemplar! Carreras y apretones económicos como que siempre van a haber, y siendo mamas los cambios son innevitables! Gracias por compartir esa linda manera de escribir! Hasta que nos veamos!

Ana P. dijo...

Tamara, a tí también gracias por leerme todavía. Ojalá que de verdad pronto nos veamos. Un besote.

Natalia Rojas dijo...

Me emociona leer esto, tratando de sacar mi blog adelante al igual pero cuando si hay tanto por hacer! ☺️ Proyectos, niños, casa. Que emocion ver que en Colombia hay gente como tu luchando por dar a conocer una alternativa educativa. Mi blog Www.generacionbrillante.com un abrazo!!!

Ana P. dijo...

Natalia, ¡¡¡somos muchos en Colombia!!!.
¿Educas en casa? Pasaré a mirar tu blog. Gracias por leerme, un abrazote =)