domingo, 10 de marzo de 2013

Reflexiones previas

Ya estamos a pocos días del Primer Encuentro de Educación En Familia, organizado por la Red Colombiana de Educación en Familia, y todos los pensamientos, energías y minutos de estas semana los tengo dedicados a ese único tema.

Es muy emocionante que algo que asomó su cabeza tímidamente como un sueño, que tal vez algún día cuando creciéramos un poquito más podríamos cumplir, esté a punto de hacerse realidad.  Claro, todos los sueños nacen grandes y poco a poco van aterrizando y tomando su correspondiente magnitud.  Y hay que decir que soñamos en grande! pues tenemos a nuestra disposición un escenario con capacidad para 350 personas. A estas alturas, y gracias a esa costumbre tan nuestra de dejar todo para último momento, todavía no tenemos certeza del número total de asistentes, pero nuestro mínimo proyectado es de150.  Ojalá lo consigamos.

Me emociona mucho ver que la gran mayoría de inscritos son personas nuevas, eso da testimonio del creciente interés de la gente por el tema. Pero también me da tristeza que sean tan pocos los miembros de nuestra red que han realizado su inscripción, teniendo en cuenta que en nuestra lista de correos tenemos casi 300 personas. Eso me llena de interrogantes, no logro comprender cómo funcionan las personas, su nivel de compromiso y participación, ni qué es lo que realmente esperan de una red como la nuestra y cuánto están dispuestos a entregarle.  Incluso me hace dudar, ¿vale la pena dedicarle tanto esfuerzo, tiempo y cariño?

De todas formas, seamos 50 o 300, el evento tiene una programación maravillosa, y quienes vamos a estar presentes saldremos felices e inspirados, eso lo tengo clarísimo.

No voy a negar que el modelo básico del evento será parecido al de los seminarios a los que hemos asistido en la Universidad Nacional, pero le añadimos cosas que creemos que lo hacen mejor (a nuestra manera):
- Habrá mas tiempo para preguntas y discusión después de cada charla o panel, en lugar de conferencias cortas y todas las preguntas al final de la jornada. Por esta razón no son muchas las charlas programadas, para poder sacar el máximo provecho a cada una.
- El  evento no está pensado para adultos solos sino para familias completas, este fue un punto importante a la hora de elegir dónde realizarlo. Tendremos a nuestros hijos mayores a cargo de los más pequeños, acompañándolos y coordinando actividades para ellos.
- El panel en el que un grupo de papás hablarán de su experiencia y su perspectiva masculina frente al proceso de homeschooling de su familia me produce una gran espectativa.
- Y el grupo de adultos que en algún momento de sus vidas fueron educados en casa, dará mucho para hablar y esperamos que ofrezca tranquilidad a las familias al pensar en el futuro de sus hijos.
- Tendremos una jornada de cierre que será un encuentro informal, al que están invitadas todas las familias que quieran asistir, no solo quienes participaron de los dos días de conferencias.
- Obviamente, tener una invitada internacional como Laura Mascaró es todo un lujo, y su visita a Colombia fue el motivo más importante para que nos embarcáramos en esta aventura. Estamos profundamente agradecidas con ella por haber aceptado nuestra invitación.

Y para no desperdiciar la más mínima oportunidad de promoción, todavía quedan muchos cupos, y espero que se animen a asistir y aprovechar este maravilloso evento que organizamos no para nosotr@s sino para todas las familias que quieren hablar sobre homeschooling.

toda la información la encuentran en la página web de EnFamilia:
http://www.enfamilia.co/primer-encuentro-de-educacion-en-familia/

y aquí está el formulario de inscripción:
http://www.enfamilia.co/inscripcion/