miércoles, 14 de diciembre de 2011

Seis cualidades de un científico...

... que nos pueden ayudar al educar en casa  (artículo original en inglés, aquí)

Educar en casa es un experimento en curso, en el cual cada familia ensaya diferentes métodos, recursos, horarios, lugares, mentores, y sabrá el cielo qué más, en un recorrido en marcha hacia la mejor educación para cada uno de sus hijos de manera individual.  Ya que educar en casa es como realizar un experimento, es de gran ayuda desarrollar algunas de las cualidades que cualquier buen científico aporta a su investigación.

Cuáles son estas cualidades y cómo pueden ayudar a tu familia?

1. Una mente abierta: Ten una disposición especial a considerar el aprendizaje más allá del contexto estrecho de la escolaridad, sobre todo si has optado por educar en casa debido a problemas con la escuela. La mejor manera de hacerlo es tomar como nuevo hobby el aprender acerca de los diferentes estilos educativos. De esta manera podrás considerar y comparar muchas alternativas con una mentalidad flexible.

2. Habilidades de observación: Aprende a observar realmente a los niños -preferiblemente sin interrumpirlos - con la mayor frecuencia posible. Esto  te ayudará a descubrir lo que les gusta y les disgusta, sus inclinaciones naturales y mucho más. Los físicos cuánticos han verificado que el observador tiene, de hecho, un efecto en lo que observa. Para la familia que educa en casa esto crea un buen equilibrio entre cabeza y corazón, entre ciencia y arte. Es un equilibrio imposible de alcanzar en cualquier otra situación educacional.

3. Curiosidad: Vuelve a entrar en contacto con la curiosidad que tenías de niño. Atrévete a preguntar qué, cómo y que pasaría si...?. Entre más inspiradas sean las preguntas que hagas, más rápida y fácilmente llegarán las respuestas.

4. Flexibilidad: Un experimento implica que el resultado puede ser (y a menudo es) una sorpresa. Flexibilizarte ahora es necesario para que, cuando la experiencia contradiga todas tus nociones preconcebidas, puedas aterrizar de pie, listo para descubrir cosas nuevas.

5. Creatividad: Existen los inventos útiles y grandiosos porque a alguien se le ocurrió utilizar los materiales existentes en una manera completamente nueva, o en su mente creó algo que no existía. Ejecita tu "músculo" de la creatividad y estarás haciendo lo mismo por la educación ds tus hijos.

6. Paciencia: Estuve a punto de no poner esto en la lista, pues hay un gran malentendido alrededor de la paciencia que se necesita para ser un padre homeschooler. El error está en considerar la paciencia en términos de pasar mucho tiempo con los hijos o lograr que se sienten quietos y lean libros de texto todo el día. Cualquier esfuerzo en aras de adquirir más paciencia se utiliza mejor al comprender que tu experimento es un "trabajo en construcción" y nunca estará finalizado, pues justo cuando encuentras un cómodo punto de equilibrio entre niños y educación, la vida introduce una nueva variable en la ecuación. Tus hijos crecen, sus intereses cambian, alguno se enferma, cambias de trabajo. La lista no tiene fin, al igual que tu experimento

Por Linda Dobson

3 comentarios:

Marvan dijo...

qué articulo más bueno. Gracias por compartirlo.

Ana P. dijo...

Me gusta que te guste =)
Un abracito

Desdemicordilleradelosandes dijo...

que buen articulo!!! brillante jejjeje