viernes, 19 de agosto de 2011

En qué curso estás?

Esta es, tal vez, la pregunta qué más incómodos hace sentir a mis hijos. Y es que como no manejamos ningún currículo ni nos preocupa el tema de las certificaciones, en esta casa no vivimos sujetos a los cursos, ni las materias, ni los horarios y mucho menos las evaluaciones.  Esto nos ha llevado a conversaciones interesantes sobre la incapacidad de los adutos de entablar una conversación interesante con un niño. Por lo general, cuando un adulto se encuentra en la -para él o ella- incómoda situación de tener que iniciar una conversación con un niño, sólo se le ocurre hacerlo con una de las siguientes preguntas:
- Cuántos años tienes?
- En qué colegio estudias?
- En qué curso estás?
- Cuál es tu materia favorita?

Y tristemente hasta ahí llega la conversación o comienzan a hablar de ellos mismos y su experiencia con el colegio.  Y qué pasa cuando no hay colegio? de qué hablar entonces?

8 comentarios:

Ale dijo...

Uf...me tocaste en punto débil Ana. Nosotros que comenzamos ya nos enfrentamos a estas situaciones... - a qué grado vas a entrar? -cuándo vuelves a la escuela? -en qué escuela estás?

:/

A mis hijos, tan peques les cuesta mucho trabajo sobrellevar esto y la verdad es que a mi también :( esto de ser novatos... Por lo pronto me tomo tu consejo de hablar con ellos sobre este tipo de charlas.
Saludos!!

Jann dijo...

no se Anap.. si es verdaderamente incomodo, sabes?, yo personalmente me he vuelta una experta en cambiar de tema contesto y cambio de tema.... por que es muy incomodo

los chicos no se, les preguntaré

Ana P. dijo...

Mira que a los míos chiquitos parece no importarles, debe ser que no entienden de qué les están hablando.

Pero a los grandes les he dicho que tengan preparado su "kit" de respuestas para las preguntas que saben que más les hacen y así la situación se siente menos incómoda. Justamente hoy a la hora del almuerzo se reían de mis sugerencias, jejeje

Zinnia Muñoz dijo...

Iryna, que es a la que le toca enfrentarse a esa pregunta con más frecuencia, viniendo de gente de variadas edades, en respuesta esboza una sonrisa y dice "yo no voy al colegio, me educo en casa" y le encanta ver la reacción de la gente, seguir el tema y despotricar a diestra y siniestra del sistema educativo, jajajaja. (hija de quién será....;) Ha encontrado en ello mucha gente que se sorprende positivamente, genera empatía con ella y muchas preguntas que, aun, ella está dispuesta a responder.

Cuando me preguntan a mi "a qué colegio van tus hijos" o algo similar pongo cara de "me estás hablando en chino, qué barbaridad dices, cuál colegio?" y digo "colegio? Nooo. Ninguno. Mis hijos se educan en casa" Jejeje

El mono simplemente no contesta, se sonríe y espera que alguien salve la patria =)

Y a los chiquitos, pues la gente aun los ve chiquitos así que no les preguntan nada más allá de "cuántos años tienes y ya sabes leer"

Después de vernos 9 meses saliendo con palas, azadones y regaderas en horas mañaneras, sumado a que "son los del teatro" pues la gente ya está un poco más hecha a que "estamos medio locos" y a que algo raro pasa en "esa" casa... Artistas!!! jejeje

la nueva mama dijo...

Yo lamento que los niños se puedan sentir incomodos o incluso ustedes como padres con este tipo de preguntas, pero es la única forma de que otra gente se entere de su proceso y de que se informe a una sociedad que sólo ha conocido un método. Así que para mi es cuestión de perspectiva, yo lo tomaría como una oportunidad de explicar a los otros lo que se hace, y lo mucho que ustedes como familian han disfrutado el educar en casa. Siempre que se hace algo que no sigue el patrón de la sociedad pasan este tipo de cosas, pero es mejor hablarlo claramente con la otra gente...claro no va a faltar quien no este de acuerdo, o quién incluso los juzgue a ustedes como padres, pero si ustedes ven los resultados en sus hijos que importa lo que piensen los demas...

Eva T. dijo...

Ana P. Muchas gracias por tu blog. Tengo dos hijos (de 9 y 11 años) y últimamente el mayor ha estado muy interesado en la posibilidad de desescolarizarse y es que tiene muchos proyectos y actividades que desea realizar y siempre se ven limitadas por el tema de la jornada escolar. Pero tenemos muchas dudas y miedos al respecto, te agradeceriamos mucho si podemos recibir más información sobre homeschooling en colombia y cómo podemos conocer el grupo, muchas gracias.

Eva Valencia.

Ana P. dijo...

No, si yo no me quejo de que nos pregunten sobre la vida sin colegio (esos son gajes del oficio), mi queja es hacia la imposibilidad de la mayoría de los adultos de iniciar una conversación medianamente interesante con un niño.

Pero claro que las preguntas son una oportunidad de dar a conocer esta opción de vida, y cuando uno ve un interés genuino en quien pregunta las contesta con gusto y cuando no, pues da las respuestas cortas de rigor y cambia el tema.

Es la forma como los adultos descalifican a los niños como sujetos válidos para una conversación. Eso es lo que me molesta, que desconozcan que pueden tener intereses comunes sobre los cuales hablar, temas interesantes sobre los que les pueden preguntar, etc.

Ana P. dijo...

Eva, si quieres escríbeme a mi correo: apmaya@gmail.com